Antes de ir al Notario a firmar tu préstamo, exige del banco la oferta vinculante y ten claros tus derechos y obligaciones, así evitarás sorpresas de última hora.

Publicado: 24 de Julio de 2014